icon-face   icon-twitter   icon-google   icon-pinte      01 (322) 293 6906    
   contact@soundialys.com   

Agenda tu cita
   
Preguntas Frecuentes

¿Qué es la diálisis?

La diálisis es un proceso para sustituir la función de los riñones, con la finalidad de eliminar varias sustancias de desecho que en exceso son dañinas para nuestro cuerpo.

Además en este proceso se puede eliminar el exceso de agua y algunos electrolitos que se acumula en el cuerpo por la falla de los riñones.

¿Cuántos tipos de diálisis hay?

Básicamente existen dos tipos de diálisis: la diálisis peritoneal, en la cual se coloca un catéter especial en la cavidad abdominal (catéter de Tenckhoff), en este proceso se administra un líquido especial (líquido dializante) y se deja en la cavidad peritoneal varias horas, después este líquido se extrae por el mismo catéter, este procedimiento se repite varias veces al día y puede ser llevado a cabo en el domicilio del paciente, sin embargo este tipo de diálisis es menos eficiente que la hemodiálisis.

El otro tipo de diálisis es la hemodiálisis en la cual se requiere de un acceso al torrente sanguíneo del paciente para conectarlo a una máquina que funciona como filtro o riñón artificial, en este proceso, se extrae la sangre con desechos del paciente para filtrarla en la máquina de hemodiálisis y al mismo tiempo la sangre limpia regresa al cuerpo a través del acceso vascular.

¿En qué momento tengo que iniciar con la hemodiálisis?

La diálisis se emplea como terapia de sustitución de la función renal en pacientes con insuficiencia renal avanzada, esto es cuando los riñones funcionan al 10­-15% de su capacidad normal.

También se puede emplear en pacientes con insuficiencia renal aguda que es cuando los riñones dejan de funcionar temporalmente por enfermedades como choque hipovolémico, sepsis (infección grave en la sangre), cálculos en las vías urinarias etc., en estos casos la hemodiálisis no es permanente, si no que se emplea para sustituir la función de eliminación de los riñones mientras estos se recuperan.

¿Cuánto dura cada sesión de hemodiálisis?

Cada sesión dura en promedio 3 horas, pudiendo llegar a durar hasta 4 o 5 horas.

¿Qué tan seguido se debe de realizar la hemodiálisis?

Se recomiendan tres sesiones por semana, sin embargo puede requerirse un mayor número de sesiones, esto será decidido por el médico Nefrólogo (especialista en enfermedades del riñón).

¿Qué complicaciones o efectos secundarios tiene la hemodiálisis?

Durante la hemodiálisis se extrae líquido de la sangre, si este se extrae con mucha rapidez se puede presentar mareo, presión arterial baja, calambres, dolor en el pecho entre otras, estos riesgos se pueden disminuir realizando sesiones mas seguidas para disminuir la cantidad de extracción de agua en cada sesión, así como disminuir la cantidad de líquidos que se ingieren entre cada sesión de hemodiálisis.

Así mismo, la hemodiálisis requiere de acceso al torrente sanguíneo del paciente, por lo que hay riesgo de infecciones como septicemia (infección en la sangre) endocarditis (infección de las válvulas del corazón), entre otras.

Durante la hemodiálisis se utiliza Heparina, que es un medicamento para evitar la coagulación de la sangre en el circuito del riñón artificial, al usar este medicamento, existe el riesgo (bajo) de presentar hemorragias. Si usted presenta alergia a este medicamento, es importante que lo notifique a su médico Nefrólogo y a la Enfermera antes de comenzar con la sesión de hemodiálisis, con el fin de evitar reacciones alérgicas serias.

¿Qué es un acceso vascular?

Un angioacceso o acceso vascular es una ruta de entrada al torrente sanguíneo para realizar el intercambio de sangre con desechos (urea, creatinina) por sangre limpia una vez que fue filtrada en el riñón artificial externo. Existen varios tipos, por ejemplo el catéter Mahurkar que es un tubo especial que usualmente se coloca por debajo de la clavícula, el catéter Permacath que es parecido al anterior pero que sigue un trayecto de unos centímetros por debajo de la piel para luego a entrar a una vena de gran calibre (generalmente la vena subclavia), esto hace que dure más que el catéter Mahurkar y disminuye el riesgo de infección del catéter.

Por último, también están las fístulas arteriovenosas que consisten en una comunicación entre una vena y una arteria generalmente en el pliegue del brazo, esta comunicación es más resistente que una vena normal y permite la punción repetida de este sitio para poder introducir un catéter durante cada sesión de hemodiálisis, al término de la misma, se retira el catéter. Para este tipo de angioacceso se requiere de una operación realizada por un especialista en vasos sanguíneos (Angiólogo), una vez realizada esta operación, se deben esperar mínimo 6 semanas para poder usar la fístula.